martes, 6 de enero de 2009

CAPIROTADA


Mangu tiene 87 años y hace más de 60 años que cocina. Le enseñó Luz, su abuela en estufa de leña y de la que siempre extraña su sazón, “nada como la comida de mi abuela” dice Mangu. Lo mismo dicen sus 18 nietos y 32 bisnietos. La capirotada es uno de los platillos más solicitados por su gran familia, y a ella le encanta hacerla y agrega, “me gustaría que fuera cuaresma más seguido”. A pesar de quedarle deliciosa, a ella no le satisface explicando que podría quedar mejor si fuera en estufa de leña, pues la brasa –que se pone por arriba y por debajo de la cazuela- la da un sabor distinto y una consistencia mucho más crujiente. Cuando Mangu aprendió a cocinar todo era mucho más laborioso y había menos variedad de alimentos pero ella recuerda con nostalgia aquellos tiempos y asegura que cambiaría todas las comodidades por volver a vivir tranquila, libre de las presiones y de la violencia que traen consigo estos tiempos modernos.

1 comentario:

NORA dijo...

Admirable, esto si es amor a la cocina! Gracias Nos darías la recet de Mangu? Seria un tesoro!

Saludos!